66.96.147.114Region MetropolitanaSantiagoSalud de Los bebés / Lunes 25 de Mayo del a�o 2009 /45 11:57 Horas.
El proceso de una infección
El proceso de una infección...

Subscribe in a reader

El proceso de una infección

 

Tener una infección es un hecho tan habitual en los niños que casi deberí­amos considerarlo como normal, aunque no lo es porque toda infección significa que lo normal se ha alterado y ha aparecido un fenómeno patológico pero en este caso muy habitual. Todos hemos pasado por infecciones de varios tipos y pasaremos por otras tantas en el futuro. Hemos tenido y tendremos infecciones leves o graves, breves o prolongadas, virales o bacterianas, infantiles o adultas. Está claro que las infecciones son de tipos diferentes y afectan a las personas de distinta manera.

  Para que en nuestro cuerpo se produzca una infección hacen falta dos premisas:

 A.-Que un agente patógeno entre en el cuerpo humano.

 B.-Que el cuerpo humano lo deje entrar y le permita vivir y reproducirse durante un tiempo variable (poco tiem­po, mucho tiempo o en forma indefinida).

 Solo tratando de explicar en forma sencilla estas afirmaciones, pues encierran las claves para entender qué es una infección, por qué se produce, por qué provoca sí­ntomas y por qué dura el tiempo que dura.

 Que un agente patógeno entre en el cuerpo humano.

 Esta es la primera condición para sufrir una infección: que alguien la produzca. Pueden producir infecciones las bacterias y los virus en el mayor porcentaje de los casos, pero también pueden ser los hongos, los parásitos y los protozoos, pequeñí­simos seres vivos que reciben, en su conjunto, los nombres de microorganismos, gérmenes, microbios o agentes patógenos.

Decimos que son patógenos

Decimos que son patógenos cuando son capaces de provocar una infección en el cuerpo humano. De los muchí­simos gérmenes que hay sobre la faz de la tierra, bien pocos son capaces de provocarnos una infección, sólo los que son patógenos.

Los no patógenos.

Los que no son capaces de producimos una infección reciben el nombre de no patógenos.

Los llamados saprófitos.

Algunos microorganismos no patógenos viven tranquilamente dentro del cuerpo humano y no provocan ni provocarán ninguna infección. Son los llamados saprófitos.

 Por ejemplo:

 La varicela o peste cristal es una enfermedad producida por el virus de la varicela, que es un agente patógeno.

 Los hongos que alteran la leche y la convierten en yogur no nos provocan ninguna infección. Constituyen hongos no patógenos.

 Las bacterias que viven en el intestino no nos producen ninguna infección pese a que están dentro del cuerpo. Estas bacterias son agentes saprófitos.

  Tanto los microorganismos patógenos como los no patógenos y los saprófitos pueden ser bacterias, virus, hongos, parásitos o protozoos.

En otras palabras

En otras palabras, hay bacterias patógenas, bacterias no patógenas y bacterias saprófitas; hay virus patógenos, virus no patógenos y virus saprófitos, y así­, sucesivamente.

 Los buenos se trasforman en malos

No obstante, los saprófitos y los no patógenos podrí­an provocar una infección si las defensas de la persona estuvieran gravemente dañadas. Es lo que ocurre en las personas que padecen enfermedades de las defensas, en las personas que reciben quimioterapia contra el cáncer, y en algunas otras circunstancias concretas y poco probables.

 Pero si las defensas

 Pero si las defensas están bien, los no patógenos no provocan infecciones. Tampoco lo harán los saprófitos, que sin dar problemas viven, se reproducen y mueren en la boca, en la nariz, en el intestino, en el recto, en el ano, en la vagina, en la uretra y sobre la superficie de la piel. La abrumadora mayorí­a de las personas tenemos las defensas en buenas condiciones; aunque con ligeros altibajos, casi siempre breves, transitorios e inofensivos.

 Que el cuerpo humano lo deje entrar y le permita vivir y reproducirse...

 Para que se produzca la infección es necesario que el agente patógeno entre en el cuerpo y se reproduzca. Esta reproducción puede provocar sí­ntomas o no, dependerá del tipo de agente patógeno y de si ya es conocido por las defensas del cuerpo.

 A su vez, para que el agente patógeno entre en el cuerpo, necesita una puerta por donde pasar. Puede hacerlo a través de la nariz, de la boca, del ano o de los orificios genitales o de la orina. También puede aprovechar una quemadura o una herida en la piel, la picadura de un insecto, etc. El cuerpo humano no puede hacer nada para evitar que un agente patógeno entre en su interior. Pero lo que sí­ puede hacer es destruirlo inmediatamente, antes de que se reproduzca. Esto ocurre a diario pero no nos damos cuenta porque se trata de un trabajo silencioso y anónimo. Si no puede destruirlo de forma inmediata, podrá hacerlo después de un tiempo variable en el que puede haber sí­ntomas. Si no pudiera destruirlo, el organismo tiene la posibilidad de almacenarlo en sitios donde no produzca daño, al menos mientras la persona conserve un buen estado de salud.

¿Quién se encarga de destruir al agente patógeno?

Las defensas del cuerpo se encargan de destruirlo inmediatamente, de hacerlo más tarde o de almacenarlo para que no moleste . Cuando un agente patógeno entra en el cuerpo por segunda vez, las defensas actúan de manera mucho más efectiva y más rápida. Por este motivo, por ejemplo, se tiene la varicela una sola vez.

En el caso de las ví­as respiratorias naturalmente serán la nariz y la boca la forma de entrar los gérmenes, y los microbios mas frecuentes serán los virus en primera instancia y luego las bacterias.


www.pediatraldia.cl

nacido a las 37-38 semanas: salud respiratoria más pobre
Los bebés nacidos temprano en un rango de embarazo a término
nueva esperanza para la enfermedad de bebé burbuja
Los bebés nacidos con síndrome de inmunodeficiencia combinada severa
¿ciegos desde el nacimiento? escuchar, oler y pensar mejor
El cerebro se rewire para realzar otros sentidos en personas ciegas
levadura encontrada en la tripa de los bebés sube riesgo del asma
han encontrado una levadura en el intestino de los recién nacidos
la ictericia severa del recién nacido podría ser prevenible
una enzima que descompone la molécula de bilirrubina no se activa de inmediato
estudio: 100% de niños expuestos a retardantes de llama
El 100 por ciento de los niños estudiados tenían retardantes de llama en manos
ley que ayuda a los bebés en riesgo de pérdida auditiva
una mayor identificación temprana de bebés con pérdida de audición
prematuros: impedimentos cerebrales comienzan en la matriz
Los impedimentos cerebrales en los bebés prematuros pueden comenzar en el útero
zika detectada en recién nacidos 2 meses después del nacimiento
Este es primer caso reportado de infección prolongada de Zika en recién nacidos

Ver todo el listado de Salud de Los bebés




Publicar Gratis solo Novedades de Salud y Medicina | Categorías | Lugares de Chile

La información que aquí se pasa a lo mejor de mi conocimiento. Están destinadas exclusivamente a los interesados y para la formación continua y de ninguna manera pretende ser una instrucciones de diagnóstico o terapéuticos. No aceptamos ninguna responsabilidad por cualquier daño que surja directa o indirectamente del uso de la información. En caso de sospecha de enfermedad, consulte a su médico o profesional de la salud


ventas de aceite de argan en Chile/ bolsa de trabajo/EducaciónTurismo/Artesania /Mineria/El mundo Árabe/Insumos generales/ insumos gastronomicos Austriacos/Salud, Oestreich/Ofertas de trabajo,Austria Ofertas de vuelos/Guia de restaurantes/Bohemia en Santiago/ Guia turistico